Para cuidar la piel del rostro y cuerpo, no es suficiente con la aplicación de cremas hidrantes cuando sintamos resequedad o someterse a tratamiento fuertes cuando pensemos que ya no hay otra solución. La piel es nuestro órgano más grande y requiere de cuidados diarios para mantenerla lozana y saludable con una apariencia joven y radiante.  En esta oportunidad te traemos 5 concejos esenciales para cuidar la piel

1. Mantén la piel limpia

La piel de todo nuestro cuerpo debe estará limpia, es importante ducharse y limpiar toda la piel de nuestro cuerpo con jabones, gel o espumas hidrantes. En cuanto a la piel del rostro hay que limpiarla en las mañanas antes de aplicar el maquillaje, si haces ejercicio deberás limpiarla al finalizarlo. Y en la noche es de suma importancia realizar una limpieza profunda en la que te liberes de todo el maquillaje y el sudor del día. Se recomienda luego de la limpieza aplicar algún tónico y crema hidrante de acuerdo a tu tipo de piel. 

2. Usa ropa que facilite la traspiración

Para el cuidado de la piel corporal es importante usar ropa que facilite la transpiración. Para ello debes evitar pantalones o camisas muy ajustas o cualquier tipo de tela que retenga la humedad, puesto que hace que tu piel no respire adecuadamente. Si haces algún tipo de ejercicio es recomendable que al terminar te cambies de ropa, mantenerte mucho tiempo con ella hace que bloquees la respiración de tu piel. 

3. Toma mucha

Para toda la piel de nuestro cuerpo es importante mantenernos hidratados sea que haga o no ejercicio, el deber ser es consumir al menos 8 vasos de agua diarios, esto permitirá que todo tu cuerpo esté bien hidratado, dándole a tu piel una apariencia saludable y evitando que se reseque. 

4. Ducha rápida

Bien sea que hagas ejercicio o que sudes mucho durante el día, es recomendable que además de la ducha de la mañana, te tomes el tiempo en algún momento  del día para una segunda ducha que permita quitar el sudor del día. Si haces ejercicio lo ideal es que al terminar te des una ducha rápida con la intención de quitar el sudor del cuerpo y así dejar a la piel aseada. 

5. Hidrata tu piel 

Tanto la piel del rostro como la del cuerpo es importante mantenerla hidratada, para lo que debes usar una crema hidrante de acuerdo  a tu tipo de piel. Lo ideal que sea una crema especial para el cuerpo y otra para el rostro. Lo recomendable es aplicar las cremas hidrantes aun con la piel húmeda después del baño. En el caso de la cara la sugerencia es que además de usar crema te apliques protector solar, hay en el mercado algunas combinadas.