El acné y las manchas afectan a gran parte de la población; tanto mujeres como hombres; se estima que el 90% de la población ha sufrido en algún momento de su vida acné y manchas. La aparición de manchas y acné afecta considerablemente la autoestima

Bien sea que aparezca en la adolescencia o en la adultez, puede ocasionar en la persona perdida de su autoestima, en algunos casos podría provocar incluso complejo de inferioridad, al sentirse menospreciado por los demás. 

Algunas investigaciones científicas, evidencian que las personas que padecen acné y manchas en su piel,  tienen mayores probabilidades de padecer depresiones, ansiedad, estrés y fobias sociales. Otros análisis demuestran que la aparición de alguna de estas dos afecciones va de la mano con episodios de estrés o ansiedad. Por otro lado estas investigaciones también demuestran que la población más impactada por estas condiciones son las mujeres de diferentes edades. 

Cambios en el comportamiento

Es tal el impacto psicológico que tiene la aparición de manchas y acné en nuestro rostro que puede ocasionar cambios en nuestro comportamiento habitual; algunos de estos cambios son:

  • Evitar el contacto con otras personar
  • Volverse tímido de un momento a otro
  • Ocultarse con el uso de pañuelos, gorros y pelo largo, y en el caso de las mujeres usar maquillaje de manera excesiva para ocultar las imperfecciones
  • Dejar de salir y hacer las actividades que hacían antes, con tal de que nadie los vea.
  • En el caso de las mujeres usan maquillaje hasta para estar en casa y dormir con tal de que sus parejas no le vean el rostro limpio. 
  • Negación a aparecer en fotos o videos
  • Evitan a toda costa las relaciones sociales de cualquier tipo.

En conclusión, el acné representa una carga psicológica muy grande para el afectado, ya que siente mucha ansiedad, vergüenza y estigmatización. Por lo general sufren en silencio. 

Lo recomendable para estas personas es acudir cuando antes a una consulta dermatológica que le brinde el mejor tratamiento de acuerdo a su caso, para que cualquiera de estas dos patologías (acné o manchas) infiera en su vida, emocionalidad y autoestima. 

Los especialistas recomiendan en estos casos buscar ayuda psicológica de ser necesario, cuidarse del sol, utilizar productos adecuados para su piel, conversar como se siente con familiares y amigos cercanos y gestionar lo mejor posible el estrés.