Para mantener el cuerpo en buena forma física, así como también preservar la salud, se recomienda a las personas el practicar algún deporte o actividad. Pero con esto, también surge la necesidad de llevar una supervisión del cuerpo al exponerse a esta presión. De este modo, nació la medicina deportiva.

El deporte y la actividad física se ha recomendado siempre a las personas para que puedan tener una vida sana, sin problemas de sobrepeso ni las consecuencias del sedentarismo. 

No obstante, esto no es todo lo importante, pues al exponer al cuerpo a la presión física que requieren las disciplinas deportivas, existe cierto riesgo de sufrir algunas lesiones.

Para evitar que esto ocurra, se ha desarrollado la medicina deportiva, como una manera de monitorear el cuerpo y su comportamiento luego de practicar actividades físicas. Esta ha tenido un gran recibimiento y se puede apreciar en la instauración de clínica de medicina deportiva en varias ciudades del país.

¿En qué consiste la medicina deportiva?

Esta es una nueva disciplina y rama de la medicina, la cual se encarga de estudiar el cuerpo humano desde el enfoque de tratamiento y prevención de lesiones, pero también de enfermedades que puedan surgir a raíz de la práctica de algún deporte.

De acuerdo a cada disciplina deportiva, se tomarán en cuenta distintas partes para realizar diagnósticos y prevenir posibles lesiones en el futuro. Todo esto dependiendo del deporte que practique la persona.

La medicina deportiva también puede ser catalogada como medicina preventiva, ya que busca evaluar el cuerpo humano en busca de posibles zonas propensas a lesiones por practicar deporte.

Y debido a que cada disciplina ejerce presión sobre una parte diferente, es necesario contar con estos enfoques personalizados.

Es frecuente que las personas al realizar sus ejercicios de calentamiento o durante las prácticas de los deportes, sufran algún tipo de lesión por exigirle mucho a los músculos. Dichas lesiones pueden convertirse en problemas mayores si no se tratan a tiempo, e incluso pueden poner en riesgo la permanencia de la persona en esa disciplina.

Por ello, es necesario contar con la medicina deportiva para darle prioridad a las zonas del cuerpo que el ejercicio o deporte cause presión. Por ejemplo, el judo es una disciplina que genera desgaste en las rodillas y codos, así como las caídas que se producen suelen ocasionar ciertas molestias.

Al aplicar esta rama de la disciplina en esta situación, estas son las zonas a las que se le presta más atención.

¿Por qué es importante la medicina deportiva?

La medicina deportiva juega un papel muy importante dentro de las disciplinas físicas que practican las personas, pues les permite evitar posibles lesiones y enfermedades a raíz de estas. Pero esto no es todo, pues dentro de esta rama, se encuentra la traumatología deportiva.

Esta hace uso de diversos conocimientos que se tienen de los distintos deportes, así como de traumatología, analizando los movimientos que tengan que realizar las personas y permite diagnosticar con mayor eficiencia el cuerpo, detectando problemas que puedan empeorar a futuro.

Además, a diferencia de la medicina general, la deportiva es importante porque prepara a los profesionales de tal manera que siempre están listos para tratar las lesiones que se puedan presentar en las personas al practicar actividad deportiva. Pero no solo eso, sino que también puede prescribir tratamiento para las mismas.

Al ofrecer un seguimiento constante de los deportistas, permite detectar qué zonas del cuerpo están recibiendo mucha presión durante la actividad física y reconocer las que son más propensas a lesionarse próximamente. 

Todos los deportistas profesionales hacen uso de los servicios de la medicina deportiva, pues es la mejor forma de prevenir lesiones que puedan perjudicar completamente su carrera.