La piel puede ser afectada por múltiples afecciones, sin embargo hay algunas más comunes que otras en esta oportunidad te vamos a contra sobre algunas de las más frecuentes y sus posibles tratamientos.  

Acné

Entre todas las afecciones de  la piel el acné es de las más conocidas, afecta por lo general en el período de la adolescencia. Sin embargo, puede aparecer en otras etapas debido a varios factores, tales como estrés, cambios hormonales, variantes genéticas e incluso factores ambientales. 

Lo ideal cuando hay presencia de acné es acudir al dermatólogo para que indique el tratamiento más adecuado de acuerdo al tipo de piel. Los más usual para estos casos son los tratamientos con Retinoide o similares, Antibióticos, Ácido salicílico, ácido azelaico, Dapsona, Agentes antiandrógenos, Isotretinoína. En casos muy graves también es usual aplicar terapias con láseres, exfoliación química inyección de esteroides y extracción de comedones esta última debe ser realizada por un especialista para evitar posibles daños en la piel. 

Cáncer de piel 

Es una de las afecciones más comunes y grave de la piel en los últimos años. Aparece cuando las células de piel crecen de manera acelerada motivado por daños en la estructura del ADN ocasionados principalmente por la radiación ultravioleta.

El tratamiento principal para esta patología es la cirugía, para retirar la parte afectada, si el cáncer es avanzado se indicara adicionalmente quimioterapia, radioterapia o inmunoterapia, dependiendo de cada caso y de las indicaciones médicas. 

Psoriasis

Esta enfermedad esta ocasionada por la aceleración aceleración del ciclo de vida de las células de la piel, dando lugar a la aparición de escamas y manchas rojizas que pican y duelen. La psoriasis se manifiesta en brotes que pueden durar semanas o meses de acuerdo a la intensidad de cada episodio, que pueden desaparecer con tratamiento y luego volver a salir en otro momento. 

El tratamiento para lo psoriasis es aplicación de medicamentos tópicos. Fototerapia para casos más avanzados donde se le aplica luz ultravioleta natural o artificial, medicación sistémica a base de retinoides. 

Vitíligo 

Es una patología autoinmune caracterizada por la apariencia de manchas blancas en la piel, estas pueden ser de distintos tamaños y en cualquier parte del cuerpo. Siendo más característica en las zonas que están más expuestos al sol, como rostro, cuello, brazos y piernas. 

Tras diagnosticar el vitíligo existen básicamente cuatro opciones de tratamiento. Despigmentaciones de las zonas del cuerpo no afectadas, corticoides tópicas y tomadas,  cirugía y exposición a los rayos UVA para activar los melanocitos.